Blog

TEAM SONIC RACING

Team Sonic Racing es un videojuego spin-off de carreras en la serie Sonic the Hedgehog desarrollado por Sumo Digital y publicado por Sega, cuyo lanzamiento está programado para el invierno de 2018. Recibirá un lanzamiento físico y digital para PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch, y un lanzamiento solo digital en Steam para PC.

Se dice que combina los mejores elementos de las carreras de arcade y carreras de estilo competitivo de ritmo rápido. Team Sonic Racing enfrenta al jugador con amigos en intensas carreras multijugador

Team Sonic Racing está siendo desarrollado por Sumo Digital y será publicado por Sega para PC, Nintendo Switch, PlayStation 4 y Xbox One. Será el tercer juego de carreras del estudio en la franquicia Sonic the Hedgehog, después de Sonic & Sega All-Stars Racing (2010) y Sonic & All-Stars Racing Transformed (2012). A diferencia de los juegos All-Stars, que presentaron varias franquicias de Sega, Team Sonic Racing se centra exclusivamente en la franquicia de Sonic. La banda sonora estará compuesta por Jun Senoue, su primer gran trabajo en la serie de Sonic desde Sonic Generations.

Una de las intenciones del Sonic Team desde el principio era, según Takashi Iizuka, «traerle a los fanáticos de Sonic un puro juego de carreras del universo de Sonic», razón por la cual este título no se convirtió en una entrada en la serie All-Stars. La decisión de incluir el trabajo en equipo en la jugabilidad se inspiró en juegos populares como Splatoon y Overwatch, que presentan un fuerte elemento de jugabilidad basado en equipo. Los desarrolladores deseaban introducir este tipo de jugabilidad basado en equipos en un género dominado principalmente por experiencias de un solo jugador. Al intercambiar ideas sobre cómo facilitar el trabajo en equipo en un juego de carreras multijugador, los desarrolladores se acercaron a la mecánica como de compartir items. Los desarrolladores también hicieron esfuerzos para asegurarse de que cada personaje sobresaliera del resto. Sin embargo, los juegos no admitirán la interacción multiplataforma debido a limitaciones técnicas.

Team Sonic Racing es un juego de carreras que presenta al elenco de la serie Sonic the Hedgehog que compiten en carreras en autos deportivos. Aquí, los jugadores compiten entre sí en las carreras multijugador utilizando quince personajes de la franquicia de Sonic the Hedgehog. Similar a Sonic & Sega All-Stars Racing y Sonic & All-Stars Racing Transformed, los personajes compiten en varios circuitos de carreras en diferentes lugares de la serie Sonic y recogen power-ups de las Item Boxes de las pistas para aumentar su velocidad o dificultar a sus oponentes. Estos power-ups de Item Boxes constan de catorce tipos diferentes de Wisps (un power-up recurrente en la serie Sonic) que se pueden usar tanto defensivamente como ofensivamente contra rivales. Sin embargo, en lugar de convertirse en Color Powers al usar los Wisps, los usuarios manifiestan los Color Powers por separado. Por ejemplo, utilizar el Wisp Naranja o Carmesí se manifestará el Orange Rocket o el Crimson Eagle y los disparará como proyectiles contra rivales. Del mismo modo, los White Wisps se pueden usar para aumentar la velocidad del auto de carreras del usuario, mientras que los Wisps Azules y Negros permiten al usuario arrojar Cubos Azules o Bombas Negras en las pistas de carreras. Además, los aumentos de velocidad se pueden obtener mediante la ejecución de derrapes (con derrapes más largos que generan más impulso) o realizando trucos en el aire. Los Rings clásicos también aparecen en las pistas de carreras, que los corredores pueden recoger para acumular hasta su puntuación final. Sin embargo, recibir daño hará que el corredor suelte todos sus Rings, aunque algunos de ellos pueden ser recogidos antes de que desaparezcan.

Los jugadores tienen la oportunidad de personalizar su estilo de carrera. Diferentes personajes tienen su propio tipo con habilidades específicas relacionadas con la Velocidad, Técnica y Poder; Los personajes basados en Velocidad tienen la velocidad máxima más alta del juego y pueden activar una «Explosión Radical» defensiva después de un largo derrape; Los personajes basados en Técnica pueden hacer giros más cerrados que otros personajes y pueden ir fuera de la carretera por un tiempo limitado sin ralentizar; y los personajes basados en Poder tendrán acceso a Wisps adicionales y podrán atravesar ciertos obstáculos sin ser obstaculizados. El juego también contará con opciones desbloqueables de personalización de vehículos que cambiarán el juego y que ajustarán el rendimiento y la apariencia del vehículo de un personaje jugable. Cada personaje tiene nueve partes para elegir, dando un total de 135 partes en el juego.

Compatible con multijugador y cooperativo local, Team Sonic Racing permite que hasta doce jugadores compitan al mismo tiempo y ofrece soporte para pantalla dividida para cuatro jugadores. El juego también tiene varios modos de carrera fuera de línea/en línea, incluidos el modo Grand Prix, Modo de Exposición, Modo Contrarreloj y el Modo Team Adventure. El modo Team Adventure en particular es un modo centrado en la historia disponible para que los jugadores se familiaricen con el juego y su amplia gama de personajes.

El enfoque en el juego está basado en el equipo; los jugadores pueden competir solos o en equipo. En este último caso, permite a los jugadores trabajar juntos como equipo para ganar carreras compartiendo power-ups y aumentos de velocidad, con cuatro equipos de tres personajes compitiendo a la vez. Los jugadores en equipo también pueden usar varios movimientos y efectos de equipo para ayudar a sus compañeros de equipo y noquear a los oponentes. Sin embargo, cuando corres solo, habrá IAs que controlen a los compañeros de equipo del jugador. Los equipos también pueden dar rienda suelta a movimientos especiales llamados «Team Ultimates» cuando su Ultimate Meter se llena al realizar acciones apropiadas para el equipo. Cuando se usa, el Team Ultimate le da al usuario un aumento temporal en la velocidad que le permite avanzar a través de los corredores, lo que los hace perder el control. Después de una carrera, cada corredor recibe un punto según su posición en la carrera; cuanto mejor sea la posición, mayor será el punto de recompensa. El equipo con más puntos es declarado ganador.

Personajes

Personajes jugables

  • Team Sonic
    • Sonic the Hedgehog
    • Miles «Tails» Prower
    • Knuckles the Echidna
  • Team Dark
    • Shadow the Hedgehog
    • Rouge the Bat
    • E-123 Omega
  • Team Rose
    • Amy Rose
    • Big the Cat
    • Chao
      • Dark Chao
      • Hero Chao
      • Neutral Chao
      • Omochao
  • Dr. Eggman

Personajes con estado desconocido

  • Eggpawn Azul
  • Eggpawn Naranja

 Curiosidades

  • El símbolo R al principio del título del juego se asemeja al que está en el título del juego para Sonic R.
  • Uno de los renders de Sonic lo representa en una pose muy similar que tiene en uno de sus artworks de Sonic the Hedgehog CD.
  • El vehículo de Tails tiene un parecido con su kart en el modo Kart Race de Sonic Adventure 2.
  • Este es el primer juego de Sonic desde Sonic and the Black Knight en presentar un tema principal de Crush 40.
  • Se pueden ver varias vallas publicitarias en el Circuito Wisp:
    • Un anuncio para Chao in Space 3D.
    • Vallas publicitarias de un automóvil llamado «The Tailgator» que se asemejan al esquema de colores de Vector the Crocodile.

    • Un anuncio para «Industrias Eggman», que dice «Estamos trabajando para lograr un mundo más limpio y seguro».
    • Anuncios para un ambientador de Sonic, haciendo referencia al primer cameo de Sonic en Rad Mobile.
    • Un anuncio para Green Hill Zone.
  • El juego tiene ciertas similitudes con Crash Team Racing
  • Ambos juegos estan protagonizados por animales antropomorficos que tienen en comun el tener un cientifico malvado como villano
  • El titulo de ambos juegos lleva «Team Racing» junto con elnombre del protagonista
  • La plantilla principal de ambos juegos es de 15 personajes
Fuente: http://es.sonic.wikia.com/

20° Festival Iberoamericano de Cultura Musical

16 Marzo

Bomba Estéreo Caifanes Cirse Daniela Spalla División Minúscula Editors Fantastic Negrito Fermín IV Foals Fobia Galindo Gandhi Guasones Hello Seahorse! Intocable Juanse Jumbo Kill Aniston Lanza Internacional Liquits Los Afro Brothers LP Machingón Mad Tree Mateo Kingman Miranda! Nach Noah Pino Palo Oi-Skall Mates Óscar Chávez Rude Boys Santa Sabina XXX Siddhartha Ska-P Sonido Gallo Negro Technotronic Too Many Zooz Viva Suecia Ximena Sariñana Zona Ganjah

17 Marzo

The 1975 Alemán Bandalos Chinos Bengala Bowie: André y amigos Bunbury Café Tacvba Correos Dillon Francis Draco Rosa El Gran Silencio El Tri Flor de Toloache Haelos Ilegales Javier Bátiz Juanes Korn La Castañeda La Orquesta Mondragón La Pingos Orquesta La Sexta Vocal Los Estrambóticos Los Tres Los Viejos Mabiland María Barracuda Miguel Mateos Odisseo Orquesta Dámaso Pérez Prado Rastrillos Rawayana Santana Skip & Die Snow Patrol Stoner Love Strike Master The Bomboras The Inspector Cluzo The Plastics Revolution Tino el Pingüino Turf Vaquero Negro

Ruido Rosa

Se forma en el 2005 en la Ciudad de México. Comienzan en concursos de escuelas obteniendo los primeros lugares. Rápidamente consiguen popularidad y se dan a conocer como una banda emergente con alta credibilidad en el género de «rock alternativo independiente».
La alineación actual está conformada por Alejandra Moreno en la voz, Daniela Sánchez en la guitarra, Carla Sariñana en el bajo y Alicia Zepeda en la batería.
Su propuesta musical se basa en un sonido de rock potente, crudo y clásico teniendo como influencias principales a Led Zeppelin, Black Sabbath, The White Stripes, entre otras.
Antes de tener un disco en tiendas, Ruido Rosa fue la imagen de la fragancia Black XS de Paco Rabanne a nivel Latinoamérica.
En el 2010 lanza su primer EP homónimo del grupo, producido por Diego Solórzano (Rey Pila) y co-producido por Guido Laris. La mezcla estuvo a cargo de José Portilla y fue masterizado en Inglaterra por Kevin Metcalfe y Alex Wordsworth. Este disco actualmente se encuentra a la venta en México en las tiendas más importantes de discos, así como en iTunes para todo el mundo.

Este mismo año Ruido Rosa fue la banda telonera del consagrado grupo KISS en su última gira en México, teniendo presentaciones en el Palacio Deportes y la Arena Monterrey.
El 2011 fue un año trascendental para el grupo, ya que además de realizar shows visitando diversas ciudades de la República, participaron en festivales tan importantes como el South by Southwest (por segunda ocasión), Vive Latino, Corona Capital por mencionar algunos.
Además, logran nominaciones importantes en los Premios Telehit, Premios Oye! y Premios Indie-O, entre otros.
El primer sencillo del EP titulado «Dentro» logró las primeras posiciones de popularidad en las estaciones de radio de música alternativa como Reactor, Ibero 90.9, entre otras.
Ruido Rosa se ha caracterizado por tener una presencia fuerte mediática tanto en Revistas impresas como en medios digitales por Internet.
*ctualmente se encuentran en etapa de composición y grabación de lo que será su segunda producción discográfica, la cual se tiene planeado saldrá a finales del presente año.

Alineación

  • Alejandra Moreno – Voz
  • Daniela Sanchez – Guitarra
  • Carla Sarinana – Bajo
  • Alicia Emerson- Bateria
Fuente: https://www.last.fm/es/music/Ruido+Rosa/+wiki

¿Cuál fue la causa de la sordera de Beethoven?

Los estudiosos no se han puesto de acuerdo con el origen del mal del músico, que pudo ser desde una dolencia intestinal hasta la sífilis

El 7 de mayo de 1824, el desaparecido Kärntnertortheater de Viena se vistió de gala para acoger el estreno de la Novena Sinfonía de Ludwig van Beethoven. Para el compositor alemán, que tenía entonces 53 años, suponía su primera aparición en público en una década. La expectación era enorme en la ciudad. Beethoven decidió seguir el concierto, partitura en mano, junto al director de orquesta, Michael Umlauf.

Al concluir la vibrante «Oda a la alegría» con la que se remata la sinfonía, el público estalló. El músico, enfrascado todavía en su partitura, que solo escuchaba ya en su cabeza, no escuchaba las ovaciones y los gritos de los espectadores. Uno de los intérpretes se acercó a él, le tocó el hombro y le indicó que se girara, y entonces Beethoven fue consciente de que su Novena Sinfonía había tenido un gran éxito.

En la fecha del estreno de esta inmortal partitura, Ludwig van Beethoven ya era completamente sordo. Había notado los primeros síntomas de su sordera antes de cumplir los treinta años. En julio de 1798, según recoge Yolanda Pinto Cebrián en su libro «Viviendo con Ludwig», escribía a su amigo el violinista letón Carl Amenda una carta en la que le contaba sus problemas auditivos: «Mi audición en los últimos dos años es cada día más pobre; los ruidos en los oídos se hacen permanentes y ya en el teatro tengo que colocarme muy cerca de la orquesta para entender el autor. Si estoy retirado no oigo los tonos altos de los instrumentos. A veces puedo entender los tonos graves de la conversación pero no entiendo las palabras. Mis oídos son un muro a través del cual no puedo entablar ninguna conversación con los hombres».

El problema se fue agravando con el tiempo y no solo modificó el carácter del músico -según uno de sus alumnos llegó a pensar en el suicidio-, sino también su modo de componer. Durante años trató de mantenerlo en secreto: «Te suplico que mantengas un profundo secreto acerca del asunto de mi sordera, no lo confíes a nadie, no importa a quien», escribió en 1801 al médico y amigo suyo Franz Gerhard Wegeler. En la propia misiva le confesaba: «Por dos años, he evitado casi toda reunión social, porque me es imposible decirle a la gente “hable mas fuerte, estoy sordo”… Si yo perteneciera a cualquier otra profesión esto seria mas fácil, pero en la mía el hecho es algo aterrador…»

Estatua dedicada a Ludwig van Beethoven en Viena
Estatua dedicada a Ludwig van Beethoven en Viena

Pero ¿cuál era la causa de una sordera que le hizo pasar los últimos años de su vida recluído y acentuar su carácter huraño y asocial? El doctor John Wagner le practicó la autopsia tras su muerte, el 26 de marzo de 1827, y escribió: «El cartílago del oído es de enormes dimensiones y de forma irregular. El hoyuelo del escafoides, y sobre todo la aurícula, son de dimensiones inmensas, y de una vez y media la profundidad usual…»

Trasladados sus restos en 1898 al Central Friedhall, los Amigos de la Música de Viena solicitaron su examen, y la necropsia realizada decía así, según cita el médico colombiano Jorge García Gómez («Genio y Drama: La Sordera de Beethoven»): «El conducto auditivo externo, sobre todo al nivel del tímpano, estaba engrosado y recubierto de escamas brillantes. La Trompa de Eustaquio estaba muy engrosada, presentando una mucosa edematosa y un poco retraída al nivel de la porción ósea. Adelante de su orificio, en la dirección de las amígdalas, se nota la presencia de pequeñas depresiones cicatrizoides. Las células visibles de la apófisis mastoidea se presentaban recubiertas de mucosa fuertemente vascularizada, y la totalidad del yunque aparecía surcada por una marcada red sanguínea sobre todo el nivel del caracol cuya lámina espiral se apreciaba levemente enrojecida. Los nervios de la cara eran de espesor considerable. Los nervios auditivos, al contrario, adelgazados y desprovistos de la sustancia medular. Los vasos que los acompañan, esclerosados. El nervio auditivo izquierdo mucho más delgado, salía por tres ramas grisáceas muy finas, mientras que el derecho estaba formado apenas por un cordón más fuerte y de un blanco brillante».

Según el científico colombiano, hay que bucear en la historia clínica de Beethoven para atisbar las causas de su sordera. En ella, asegura, «se revelan algunas enfermedades intercurrentes. En su niñez presentó viruela, que dejara cicatrices faciales permanentes. Principió a tener ataques asmáticos a los 16 años con resfriados frecuentes que se acompañaban de cefaleas. No hay antecedentes de otitis supuradas que hubieran lesionado la cadena osicular, en contra de lo que se ha pensado de que su sordera fue debida a otomastoiditis».

Los chilenos Dalma Domic T. y Ernesto Paya G. establecieron en su trabajo «Treponema pallidum y la sordera de Ludwig van Beethoven» una relación de los males que aquejaron al músico y de las teorías sobre el origen de las mismas: «Además sufrió de crisis de asma, y episodios recurrentes de dolor abdominal, diarrea y constipación. En sus cuarenta años comienza con cefaleas y dolores articulares, agregándose en sus cincuenta, episodios de ictericia y un cuadro de dolor ocular severo que duró varios meses. Algunos meses antes de su enfermedad final, comienza con edema de extremidades inferiores, ictericia, epistaxis y melena. Durante los siglos posteriores a su muerte, se han planteado múltiples etiologías para explicar las variadas manifestaciones de las enfermedades de Beethoven; entre otras sífilis, otoesclerosis, sarcoidosis, enfermedad de Paget, enfermedad de Whipple, lupus eritematoso diseminado, e intoxicación por plomo».

En la biografía del músico escrita por Jean y Brigitte Massin, los autores citan al doctor Marage, que ofreció sus conclusiones en varias conferencias ofrecidas entre 1928 y 1929 en la Academia francesa y en distintas cartas. «Según el doctor Marage -dicen los biógrafos-, llegamos a la conclusión de que nos encontramos en presencia de una laberintitis (lesión del oído interno) de origen intestinal. Basándose en el estado de la evolución del mal, descrito en las cartas de 1801 y 1802, se podría afirmar que los zumbidos -por donde comienza siempre una laberintitis- han empezado en 1796; que la sordera propiamente dicha se inicia sobre el año 1798, lo que coincide con la cronología indicada por el propio Beethoven. En 1801, el doctor Marage estima que Beethoven ha perdido el 60 por 100 de la audición normal. “Todavía oye las palabras pero ya no las entiende”; en efecto, oye solo las vocales: los sonidos consonánticos han desaparecido, porque duran muy poco tiempo, a veces veinte veces menos que los vocálicos. En fin, en 1816, la sordera es completa para todos los sonidos».

Grabado de la época que reúne a Beethoven y Mozart
Grabado de la época que reúne a Beethoven y Mozart

De 1986 es el estudio «Beethoven et les Malentendus», de Maurice Porot y Jacques Miermont, en el que aseguraban: «Nunca sabremos realmente el estado de su osciles pero según lo escrito por Beethoven, las fechas y los síntomas que describe, se pueden hacer las siguientes observaciones: se trata del comienzo de la sordera en un hombre joven, sin previa inflamación del oído, sin problemas de audición heredados en la familia, una progresiva perdida de audición mas allá de los distintos tratamientos a los que se sometió»; y concluían: «o bien neuro labyrinthitis, u otospongiose».

Un año después, dos profesores de la Universidad de Viena, Hans Bankl y Hans Jesserer, ambos médicos, aseguraban en su libro «Las enfermedades de Ludwig van Beethoven» que la causa de la sordera fue una otosclerosis de oído interno. Los dos investigadores llegaron a esta conclusión tras examinar tres huesos del cráneo, supuestamente de Beethoven, que el médico vienés Franz Romeo Selgimann decidió guardar durante el traslado de los restos de 1863.

También García Gómez habla de esta enfermedad: «La revisión de esta historia clínica nos lleva a la conclusión de que la enfermedad de Beethoven fue una sordera del mecanismo de conducción por otosclerosis con fijación del estribo y que se inició a los 24 años de edad y se hizo progresiva hasta llegar a la fijación total cuando él tenía 35 años. Posteriormente aparecen lesiones otoscleróticas en el oído interno y muy posiblemente la sífilis y drogas ototóxicas lesionaron el órgano de Corti que lo llevaron a la sordera total en los últimos años de su vida».

Introduce el científico colombiano un mal que era «la gran causa de sordera de la época»: la sífilis, que algunos estudiosos han señalado que tenía congénita. Es posible que Beethoven, según García Gómez, «hubiera adquirido la sífilis entre los 45 a 48 años y esta puede ser la causa de la lesión secundaria del nervio auditivo que sumada a la otosclerosis y a la toxicosis por arsénico y bismuto hubiera podido producir la sordera total».

Partutura autógrafa de la Novena Sinfonía
Partutura autógrafa de la Novena Sinfonía – ABC

El propio Ludwig van Beethoven achacaba a sus «tripas» su sordera. En una carta a Franz Wegeler fechada en 1801 escribió: «La causa de esto debe ser la condición de mis tripas que, como sabes, ha sido siempre terrible y ha estado poniéndose peor, ya que siempre estoy aquejado de diarrea, lo que me causa una increíble debilidad. Frank (el Dr. Frank) quería tonificar mi cuerpo con medicinas de tónico, y restaurar mi oído con aceite de almendras, pero, prosit, no pasó nada, mi oído se puso peor y peor, y mis entrañas permanecieron en el estado en que se encontraban. Esto duró hasta el otoño del año pasado y a menudo me sentí desesperado. Entonces apareció un medico asno, que me recetó tomar baños fríos para mi salud. Otro medico mas sensato me receto el usual baño tibio del Danubio. Esto funcionó maravillosamente, mis tripas mejoraron, pero mi sordera se quedó igual, inclusive peor. Este último invierno me sentí realmente miserable, tuve ataques terribles de cólicos y volví a mi condición anterior. Así permanecí hasta hace 4 semanas atrás, cuando fui a ver a Vering, pensando que mi condición demandaba un cirujano, y por otra parte tenia gran confianza en el. Tuvo éxito casi completamente en parar la terrible diarrea. Me prescribió baño tibio de Danubio, dentro del cual debía echar cada vez una pequeña botella de líquido fortalecedor. No me dio ninguna otra medicina hasta hace cuatro días, entonces me prescribió píldoras para mi estómago y una clase de hierbas para mi oído. Desde entonces puedo decir que me siento mejor y más fuerte, excepto por mis oídos que zumban constantemente, día y noche».

Fuera lo que fuera, lo cierto es que la sordera no impidió a Ludwig van Beethoven seguir creando obras maestras (hay teorías que señalan que incluso esta deficiencia influyó en su forma de componer) para convertirle en uno de los grandes compositores de la historia.

¿Elvis está vivo? La última (y disparatada) teoría de la conspiración del Rey del Rock

Por orden de su padre, los datos de la autopsia de Presley no se harán públicos hasta 2027

Cuando el 16 de agosto de 1977 se conoció la noticia de la muerte de Elvis Presley, muchos de sus fans se negaron a creerlo. El Rey del Rock no podía haberse ido, era imposible. Desde el minuto uno comenzarón a surgir teorías conspirativas que aseguraban que el artista de Tupelo había organizado un audaz montaje para desaparecer de la vida pública y refugiarse en algún lugar desconocido, y aún hoy siguen apareciendo nuevas especulaciones que sugieren que sigue entre nosotros.

El misterio se agitó especialmente en 1997, cuando el primer periodista que vio su cadáver contó con detalle su experiencia. El reportero, llamado Michael Cole, trabajaba como corresponsal de la BBC en Washington cuando se enteró de lo sucedido. Inmediatamente tomó un avión a Memphis y se dirigió a la famosa mansión de Graceland. «Le mostré mis credenciales al guardia de seguridad que estaba allí y pedí hablar con algún miembro de la familia de Elvis. Mientras esperábamos, se acercaron algunas personas. Descubrí que Elvis era una estrella más grande en Gran Bretaña que en los Estados Unidos», relató al Daily Mail. «Después de unas horas, el Sheriff de Memphis me vino a ver y me contó que la familia me había invitado entrar. No estaba seguro de querer ver al muerto, pero acepté, por mi interés periodístico. El ataúd estaba apoyado sobre caballetes. Detrás estaban algunos integrantes de la familia Presley, su ex esposa, Priscilla, su hija Lisa Marie y su padre Vernon. Me saludaron. Elvis no se veía muy bien. Lo más sorprendente fue el tamaño de su rostro. Tenía la forma de una sandía muy grande y pálida. Supuse que era por las drogas. Llevaba un traje negro, una camisa blanca y una elaborada corbata blanca. Me llamó la atención su pelo. Le habían peinado con raya a la derecha». Respecto a si podía estar seguro de que realmente era el cuerpo de Elvis, dijo: «Por supuesto, no podía. Nunca lo había visto en persona hasta esa mañana».

Algunos medios incluso insinuaron que Elvis no murió en 1977 sino en 1993, víctima de una diabetes que acabó «con una vida secreta de 16 años».

Desde entonces ha habido múltiles «avistamientos» del Rey. El primero fue a los pocos días de su fallecimiento, cuando alguien compró un billete de avión a Buenos Aires usando el mismo alias con el que se registraba en los hoteles, John Burrows (la empleada del aeropuerto de Memphis que le vendió el pasaje incluso llegó a asegurar que aquel individuo tenía un gran parecido con Elvis). Y el último fue en enero de 2017, durante la conmemoración del aniversario del nacimiento de Elvis. Entre los asistentes, apareció un hombre de barba cana que volvió a desatar los rumores, esta vez a través de un grupo de Facebook llamado «Evidence Elvis Presley is Alive» que señaló su «gran parecido» con el artista y el hecho de que estuviese «acompañado por varios guardaespaldas».

Pero la teoría reciente más disparatada quizá sea la que asegura que Elvis no sólo está vivo, sino que además canta todos los domingos en una parroquia de Arkansas. Según esta última hipótesis, ahora sería un pastor llamado Bob Joyce que, además de una voz parecida, tendría una cicatriz en el ojo derecho igual que la que Elvis se hizo a los 25 años, lo cual despejaría toda duda. Lo más gracioso es que el propio Joyce ha desmentido ser el Rey del Rock, pero eso no ha servido para detener la conspiranoia.

Hay algunos cabos sueltos que dan pábulo a todas estas leyendas urbanas, como el hecho de que sus familiares nunca cobrasen el seguro de vida (en Estados Unidos no es delito fingir tu propia muerte, pero sí fingirla y cobrar un seguro de vida). Sólo la publicación de los datos de su autopsia podría arrojar algo de luz sobre este truculento asunto. Pero el padre de Elvis ordenó que ésta se guardase bajo llave durante cincuenta años, así que habrá que esperar a 2027 para descubrir la verdad. Mientras tanto, lo que seguirá vivo será el deseo de sus fans de que al menos una de estas disparatadas teorías sea cierta.

Fuente: https://www.abc.es

El día que Bob Dylan y Johnny Cash grabaron un disco juntos

Se cumplen 50 años de la sesión de grabación que compartieron en Nashville. Nunca se publicó, pero hoy se puede disfrutar gracias a YouTube

En 1963, Johnny Cash escribió una carta a Bob Dylan en la que le declaró su profunda admiración por sus dos primeros discos, «Bob Dylan» y «The Freewheelin’ Bob Dylan». El de Duluth, ferviente seguidor del Hombre de Negro desde que escuchó «I walk the line» en la radio el verano de 1956, le contestó proponiéndole quedar en el festival de Newport del año siguiente para conocerse. Así, en 1964, los dos colosos estrecharon sus manos por primera vez y se prometieron grabar juntos algún día.

Cinco años más tarde, coincidieron en los estudios Columbia de Nashville y no dejaron escapar la oportunidad. Durante los días 17 y 18 de febrero, se pasaron varias horas grabando versiones y temas del uno y del otro, en jam-sessions en las que también participaron Kenny Buttrey a la batería, Charlie McCoy al bajo, Pete Drake a la steel guitar, Norman Blake a la rítmica, Charlic Daniels al dobro y la eléctrica, y Bob Wilson al piano.

Todo fue registrado por el productor Bob Johnston, quien esperaba rescatar algún tema para el próximo disco de Dylan, y utilizar el resto para un álbum a dúo. Pero los cánones comerciales de la época dieron al traste con este último proyecto, ya que las canciones sonaban muy improvisadas y no eran demasiado radiables, ni por duración ni por formato. Clamorosa estupidez. Porque como dijo días después el propio Cash, «no hay nada más bonito en esta vida que compartir canciones con un amigo, o mejor con unos cuantos. Bueno, quizá exceptuando a compartirlas con mi familia». En 2003, cuando murió el Hombre de Negro, Dylan recordó aquel par de días en el estudio Columbia de Nashville como un tesoro. «Johnny era y seguirá siendo la Estrella del Norte. Puedes llevar tu barco a buen puerto con su guía. Era el más grande de entre los grandes. Él personifica lo que es esta tierra y este país, su corazón y su alma, y todo lo expresó con un inglés sencillo y comprensible para todos. Podemos guardar muchos recuerdos de él, pero no podríamos describirle mejor que diciendo que era una fuente de verdad, luz y belleza. Si alguien quiere saber qué significa ser mortal, no tiene más que fijarse en al Hombre de Negro. Fue bendecido con una profunda imaginación, y usó esa bendición para dar voz a las causas perdidas del alma humana».

En total grabaron quince canciones, entre las que estaban «I Threw It All Away», «Matchbox», «Blue Yodel», «Guess things happen that way», «Just a closer walk with thee», «Careless love», «You are my sunshine», «Mountain Dew», «Ring of fire», «That’s alright mama», «I Walk The Line», «Big River» «Careless Love», «One Too Many Mornings» o «Girl From the North Country». Solo esta última vio la luz, en el álbum «Nashville Skyline» que Dylan lanzó dos meses después. Pero, afortunadamente, varias ediciones piratas de la sesión han circulado entre los fans durante todos estos años y hoy, gracias a YouTube, podemos disfrutar de una buena parte de este mitológico encuentro. Díganme si no está para publicarlo tal cual.

Milo – Residente

Artista: Residente

Álbum: Residεntә

Fecha de lanzamiento: 2017

Todos te estaban esperando
El viento cantaba bailando
Las olas se levantaron de su silla
Y los caracoles te esperaban en la orilla
También te esperaban en la arena desde los animalitos más chiquitos hasta las ballenas
Las estrellas se veían a plena luz del día
Porque te esperaban para hacerte compañía
Y naciste, rápido y despacio
Respirando como un astronauta en el espacio
Hablabas otro idioma
Que venias de un planeta sin personas
Y despertaste hasta las plantas
Cuando la selva rugió desde tu garganta
Y aunque no entendieras todo lo que sentiste
Sin tener que abrir los ojos nos descubristeBolsita de leche
Masita de pan
Pipita de harina
Cachetes de flan
Deditos de algodón en las manitas y en los pies
Agua santa que huele a bebé
Te ries y el mundo se siente importante
Y todos los duendes se vuelven gigantes
Contigo los días son fiesta
Y haces que la música suene sin orquesta
Te gusta que el viento te sople en la cara
Comer con las manos sin usar cuchara
Tocar las flores que salen en abril
Y hablar con los trenes del ferrocarril
En tu propio eje y sin camiseta
Te gusta dar vueltas como los planetas
Convertirte en carro y también en cohete
Jugar todo el tiempo aunque no hayan juguetes
Andar por el pasto sin las zapatillas
Eres amigo de las cosas sencillas
Por eso me abrazas y me descongelas
Y me haces sentir como un globo que vuela
Ahora ya se porque escribo
Aunque nunca sepa el día ni la hora en la que vivo
Cuando hablas mi despiste te atiende
Viniste a enseñarme como es que se aprendeNunca es tarde para nada
La mañana está esperando
Si te perdiste el tren puedes llegar caminando
Las oportunidades ahí están
Pero son como las olas
Llegan y se van
Y aunque seamos de colores diferentes
Todos comemos con la boca
Y masticamos con los dientes
Hay que ser buena gente y agradecido
Y proteger el árbol pa’ que no se caiga el nido
Y ojalá que nada te duela
Pero si te duele que te sirva de escuela
Ojalá que te enamores muchas veces
Porque con un beso lo malo desaparece
No tienes que llorar
Va a parar de llover
Yo salí a trabajar, pero voy a volver
Y te voy a construir un castillo de bambú
Lo que nunca tuve yo quiero que lo tengas tú

Compositores: Rafael Arcaute / Rene Perez Joglar

Letra de Milo © Sony/ATV Music Publishing LLC

Woody Allen actuará en junio en Bilbao con su banda de jazz

15 años después de tocar en la capital vizcaína el cineasta vuelve acompañado de The Eddy Davis New Orleans Jazz Band. Las entradas se pondrán a la venta el 19 de febrero.

El palacio Euskalduna de Bilbao acogerá a Woody Allen and The Eddy Davis New Orleans Jazz Band el próximo 16 de junio, como parte de la gira con la que recorrerán Europa a lo largo de este verano.

A las 10 horas del próximo martes, 19 de febrero, se pondrán a la venta las entradas del concierto del artista neoyorquino y su banda.

La banda anuncia un repertorio con “una colección de temas de principios del siglo XX, himnos, blues y rag, inspirados en una gran variedad de artistas legendarios como Sidney Bechet, George Lewis, Johnny Dodds, Jimmie Noone y Louis Armstrong”.

Estamos acostumbrados a que nos comparen con Vetusta Morla

Javier Valencia (Jerez de la Frontera, 1984) siempre fue el “chiquillo” pegado a una guitarra. Aprendió de música en el coro de la Iglesia y, cuando creció, se propuso dar el siguiente paso. Se enteró de que se estaban organizando unas audiciones para formar un grupo con tres chicos de Sevilla, así que cogió su guitarra y comenzó a repasar los temas que la banda ya había sacado. No le gustaban. Pero aún así quiso probar suerte. El grupo, formado por Bubby Sanchís y los hermanos Javier y Jesús Gutiérrez, le rechazó tras escucharle cantar.

“Yo ya me daba por perdido, pero dos meses después me volvieron a llamar: ‘Oye que en realidad no afinaste del todo, pero algo bueno tenías”, recuerda el vocalista. En 2006 comienza a tocar con ellos, aunque no es hasta tres años después cuando crean Full. Ahora, con dos discos a sus espaldas, el grupo presenta este sábado Capadocia en la sala Ocho y Medio de Madrid.

Con este nuevo trabajo proponen un viaje interior a uno mismo asemejándolo con esta región de Anatolia Central que se caracteriza por tener una geología única en el mundo. Para conseguirlo, el primer tema es tan solo instrumental, algo poco habitual en la banda hasta ahora, con el que pretenden teletransportar a los oyentes hasta Derinyuku, una de las ciudades más famosas de Turquía que se caracteriza por ser subterránea y por tener hasta 33 niveles de profundidad. “Proponemos que atravieses todas esas capas subterráneas que tenemos hasta llegar a la eclosión y recorrer la superficie con toda esa rabia contenida”, señala el Valencia.

Javier Valencia, cantante del grupo Full
Javier Valencia, cantante del grupo Full

Y de esa rabia contenida sabe mucho el vocalista que es quien compone las letras y los arreglos. “Yo siempre he pensado que todo bueno viene de algo malo, y que eso es el aprendizaje. Nosotros hemos tenido que aprender mucho como banda. Sobre todo, a tener paciencia y a saber cómo funciona esta profesión para no agobiarnos”, explica. Para ellos, eso se ha convertido en su maduración como grupo, “a base de golpes y encontronazos”, hasta llegar al crecimiento constante y sostenido en el que se encuentran hoy, convirtiéndose en uno de los grupos de pop rock independiente más reconocidos a nivel nacional.

Aún así, el vocalista confiesa que no pueden vivir solo de la música. “A lo mejor podríamos vivir bajo un puente, pero entonces, ¿dónde enchufaríamos la guitarra?”, bromea. Por ello, cada uno tiene su profesión aparte: dos son arquitectos, otro es técnico de sonido y Sanchís trabaja en Wegow, la web de venta de entradas. “La sociedad no está construida como para que los artistas puedan vivir de su trabajo”, considera Valencia y añade que parece que a la gente no le importaría vivir en un mundo en el que no se hubiera escrito El Quijote o en el que no se hubiera compuesto Blowing in the Wind.

Para este proyecto han contado con Raúl de Lara (Second, Izal o León Benavente) en la producción. Le conocieron cuando colaboraron con Mikel Izal en la canción Tercera Guerra Mundial. Tras ello, le propusieron ser su técnico de sonido durante la gira. Ya solo les quedaba dejarle al mando en su siguiente disco. Con Capadocia cumplen este deseo. “Quisimos probar otro estudio, otra dinámica. Fue una prueba de fuego para nosotros pero él siempre nos ha animado a seguir”, declara.

La voz aguda y de aires líricos de Valencia, hace que inevitablemente recuerden a Vetusta Morla, la banda madrileña que se ha proclamado como el gran hito de la música indie tras vender el mismo volumen de entradas que grandes estrellas internacionales en sus últimos conciertos en Madrid. “Estamos acostumbrados a que nos comparen. Pero lo que ellos hacen son auténticas brutalidades”, aclara. No obstante, la banda cree que antes de la aparición de Vestusta Morla, la gente solo consumía la música comercial que le dictaminaban las radios. En cambio, su éxito “fue como dar un manotazo en la mesa y demostrar que ese estilo ya tenía mucho peso en el país”. Ya era momento de concederle el protagonismo.