El día que Bob Dylan y Johnny Cash grabaron un disco juntos

By 18 febrero, 2019Música

Se cumplen 50 años de la sesión de grabación que compartieron en Nashville. Nunca se publicó, pero hoy se puede disfrutar gracias a YouTube

En 1963, Johnny Cash escribió una carta a Bob Dylan en la que le declaró su profunda admiración por sus dos primeros discos, «Bob Dylan» y «The Freewheelin’ Bob Dylan». El de Duluth, ferviente seguidor del Hombre de Negro desde que escuchó «I walk the line» en la radio el verano de 1956, le contestó proponiéndole quedar en el festival de Newport del año siguiente para conocerse. Así, en 1964, los dos colosos estrecharon sus manos por primera vez y se prometieron grabar juntos algún día.

Cinco años más tarde, coincidieron en los estudios Columbia de Nashville y no dejaron escapar la oportunidad. Durante los días 17 y 18 de febrero, se pasaron varias horas grabando versiones y temas del uno y del otro, en jam-sessions en las que también participaron Kenny Buttrey a la batería, Charlie McCoy al bajo, Pete Drake a la steel guitar, Norman Blake a la rítmica, Charlic Daniels al dobro y la eléctrica, y Bob Wilson al piano.

Todo fue registrado por el productor Bob Johnston, quien esperaba rescatar algún tema para el próximo disco de Dylan, y utilizar el resto para un álbum a dúo. Pero los cánones comerciales de la época dieron al traste con este último proyecto, ya que las canciones sonaban muy improvisadas y no eran demasiado radiables, ni por duración ni por formato. Clamorosa estupidez. Porque como dijo días después el propio Cash, «no hay nada más bonito en esta vida que compartir canciones con un amigo, o mejor con unos cuantos. Bueno, quizá exceptuando a compartirlas con mi familia». En 2003, cuando murió el Hombre de Negro, Dylan recordó aquel par de días en el estudio Columbia de Nashville como un tesoro. «Johnny era y seguirá siendo la Estrella del Norte. Puedes llevar tu barco a buen puerto con su guía. Era el más grande de entre los grandes. Él personifica lo que es esta tierra y este país, su corazón y su alma, y todo lo expresó con un inglés sencillo y comprensible para todos. Podemos guardar muchos recuerdos de él, pero no podríamos describirle mejor que diciendo que era una fuente de verdad, luz y belleza. Si alguien quiere saber qué significa ser mortal, no tiene más que fijarse en al Hombre de Negro. Fue bendecido con una profunda imaginación, y usó esa bendición para dar voz a las causas perdidas del alma humana».

En total grabaron quince canciones, entre las que estaban «I Threw It All Away», «Matchbox», «Blue Yodel», «Guess things happen that way», «Just a closer walk with thee», «Careless love», «You are my sunshine», «Mountain Dew», «Ring of fire», «That’s alright mama», «I Walk The Line», «Big River» «Careless Love», «One Too Many Mornings» o «Girl From the North Country». Solo esta última vio la luz, en el álbum «Nashville Skyline» que Dylan lanzó dos meses después. Pero, afortunadamente, varias ediciones piratas de la sesión han circulado entre los fans durante todos estos años y hoy, gracias a YouTube, podemos disfrutar de una buena parte de este mitológico encuentro. Díganme si no está para publicarlo tal cual.

Author xpresionradio

More posts by xpresionradio

Leave a Reply